Por qué vamos a echar de menos a SOITU.ES.


 

Básicamente, vamos a echar de menos a Soitu.es porque es un símbolo. Un símbolo de una forma de empresa moderna, profesional y entusiasta. Una empresa mediática joven que apuesta por el futuro, creando opinión, tendencia y, como no, empleo sostenible. Una empresa de las ideas y del hard work, que aspira cada día a la excelencia. (Los de Soitu.es no me van a pagar por estas líneas, que quede bien claro).

Basando su actividad sobre un modelo de desarrollo pionero y vanguardista, Soitu.es había asumido el riesgo, la responsabilidad y el gusto de liderar la búsqueda de una “nueva vía” saludablemente creativa y “futurista”. Una de aquellas vías que, por cierto, son las sólas que realmente permiten una salida virtuosa de fases de estancamiento económico y cultural como la que estamos viviendo en este momento (que está muy de moda definir “de crisis”). Se trata, esto es, de vías de “diferenciación”, “reconversión” e “innovación”, tanto de los valores como de los negocios. En periodos de turbulencia e incertidumbre sólo quien tiene ideas claras; competencia; capacidad de innovación y sentido de la excelencia tiene en sus manos la posibilidad de definir y liderar los trends, es decir, de crear “conceptos” nuevos y futuros estandares exitosos. En tan sólo 22 meses Soitu.es había logrado construir un “valor de marca” (brand equity) inestimable, aglutinando un consenso impresionante y un tráfico de usuarios importante. El valor de marca es un patrimonio inmenso al que (todavía no se sabe muy bien por qué) no se suele prestar mucha atención, a pesar de ser, junto con la calidad efectiva, la mayor fortaleza de un producto/servicio. Continue reading

Advertisements