El himno a la alegría de Álvaro Tamarit.


BOSQUE RECONSTRUIDO: Exposición personal de Álvaro Tamarit. Galería Arana Poveda-Proyecto Arte. C/ Fúcar, 12. Madrid. Hasta el 22 de Abril de 2010.

Alvaro Tamarit, FACTORIA DE EXTRACCIÓN DE OXIGENO. Courtesy: Álvaro Tamarit, Proyecto Arte Galería. Madrid

El futuro depende de nuestra creatividad. Da igual que seamos artistas o no. Nuestro futuro está en nuestras manos, ya que depende, en gran medida, de cómo seamos capaces de imaginarlo. Es decir, depende de nuestras ganas de vivir y de dar sentido a las cosas; de buscar, descubrir, hacer, deshacer y volver a hacer. De querer encontrar. En fin, de inventar. Dicho en otras palabras, depende de cuánto seamos capaces de ver el mundo de una manera diferente y de darle a los objetos, a los conceptos y a los contextos una vida nueva. Una forma distinta.

Estas premisas filosóficas y estéticas – deconstructoras y visionarias a la vez – parecen estar a la base de las obras que Álvaro Tamarit (Xàbia, Alicante, 1976) presenta por primera vez en Madrid en esta exposición en la galería AranaPoveda-Proyecto Arte. Desde su apertura (hace tres años) esta galería ha siempre apostado por artistas jóvenes e interesantes. Y Tamarit no hace excepción a esta regla.

Escultor por vocación, el artista alicantino expone acerca de veinte piezas realizadas entre 2007 y 2010. Se trata de obras bellas y divertidas, cuyos formatos, materiales y técnicas varían bastante. Se va, por ejemplo, desde una obra, como Casa biblioteca, en la que los libros y la madera se encuentran perfectamente combinados con una pesadísima estructura de hormigón, hasta esculturas parecidas a juguetes artesanales, pasando por fotocollage analógicos sobre tabla, muy agradables a la vista, en los que, en ocasiones, el artista introduce también partes de dibujos y pinturas. A pesar de ser obras bidimensionales, estos cuadros siguen manteniendo un importante componente escultórico, tanto por su concepción como por el proceso que el artista utiliza al montar personalmente las tablas y al ensamblar los diferentes elementos de la composición. Continue reading

Sociología del arte y arte sociológico.


Giacomo Balla, Dinamismo di un cane al guinzaglio, 1912. New York, The Museum of Modern Art (MoMA).

 

Se podría afirmar que, desde hace por lo menos un siglo y medio – esto es, a partir de las inquietudes estéticas realistas de mediados del siglo XIX – haya ido desarrollándose cierta dimensión implícitamente sociológica de las prácticas artísticas. Me refiero a aquella visión del arte como hecho consciente de interacción crítica y “deconstructora” con respecto a la realidad social; o – dicho de otra forma – como lugar material y simbólico dentro del cual desplegar un discurso público y expresar opciones concretas sobre las representaciones de la sociedad misma, sobre sus valores, significados y reglas poniendo en duda sus límites, presupuestos y convenciones. Cabe destacar, por ejemplo, la importancia que, a lo largo de las últimas décadas, se ha atribuido a temas artísticos de carácter social como la identidad, la otredad, la diferencia, el género, la etnia, la generación, la procedencia geográfica, las minorías, las subculturas etc.

Cuanto dicho resulta muy evidente si consideramos algunas formas concretas de arte emergente, como el street art: etiqueta que, en realidad, suena hoy en día bastante reductiva, ya que abarca manifestaciones artísticas muy distintas entre sí que han salido varias veces de la calle para ingresar en los lugares del mainstream del sistema del arte contemporáneo (museos, galerías, casas de subastas, manuales de historia del arte etc.). Es, éste, el caso, por ejemplo, de artistas como K. Haring, J.M. Basquiat, R. Pettibon, Banksy, Os Gêmeos etc. A propósito del arte callejero, Johannes Stahl habla de obras que surgen del deseo de ejercer un «derecho estético sobre el espacio público».[1] Continue reading

La estética del error de Hisae Ikenaga


Sistema métrico/Malformaciones. Exposición personal de Hisae Ikenaga: Galería Formato Comodo. C/ Lope de Vega, 5 Madrid. Hasta el 12 de Diciembre de 2009.

Serie Malformaciones: Sofá (2009)

Hisae Ikenaga, Serie Malformaciones: Sofá, 2009. Courtesy: Galería Formato Comodo, Madrid.
 
Hisae Ikenaga, Serie Malformaciones: Libro siamés, 2009. Courtesy: Galería Formato Comodo, Madrid.
 
Hisae Ikenaga, Serie Malformaciones: Moto-avión, 2009. Courtesy: Galería Formato Comodo, Madrid.
 
Hisae-Ikenaga_Aislado 7
Hisae Ikenaga, Aislado 7, 2008. Courtesy: La Casa Encendida, Madrid. 

 

De Hisae Ikenaga (México D.F., 1977) siempre te esperas algo. Aunque no sepas qué. Y eso es lo bueno, ya que la originalidad de su obra se halla justo en su frescura y en una búsqueda continua de un punto de vista personal, provocativo, irónico, sorprendente. Sus piezas son pequeñas minas puestas debajo del sentido común de las cosas, es decir, debajo de aquellos puentes racionales de los que – cada vez más empujados por la urgencia – nos servimos todos a la hora de conectar, rápida, económica y eficientemente, los significados y los símbolos que manejamos a diario.

La minas de Ikenaga pueden estallar de un momento a otro, porque surgen de una aparente casualidad que subvierte toda expectativa lógica. Es más, justo en el momento en el que has pillado el truquillo, e intuyes más o menos lo que te puede esperar detrás de la próxima simbólica esquina del trayecto de tu pensamiento y de tu visión acorta de sus obras – justo allí – es donde ella te va a sorprender, una y otra vez; ofreciéndote, al mismo tiempo, un sinfín de estímulos sobre los que sigues razonando, a solas y por tu cuenta, una vez salido de la galería o del centro expositivo en donde la has encontrado. Continue reading

La estética del error de Hisae Ikenaga.


Sistema métrico/Malformaciones. Exposición personal de Hisae Ikenaga: Galería Formato Comodo. C/ Lope de Vega, 5 Madrid. Hasta el 12 de Diciembre de 2009.

Serie Malformaciones: Sofá (2009)

Hisae Ikenaga, Serie Malformaciones: Sofá, 2009. Courtesy: Galería Formato Comodo, Madrid.
 
Hisae Ikenaga, Serie Malformaciones: Libro siamés, 2009. Courtesy: Galería Formato Comodo, Madrid.
 
Hisae Ikenaga, Serie Malformaciones: Moto-avión, 2009. Courtesy: Galería Formato Comodo, Madrid.
 
Hisae-Ikenaga_Aislado 7
Hisae Ikenaga, Aislado 7, 2008. Courtesy: La Casa Encendida, Madrid. 

 

De Hisae Ikenaga (México D.F., 1977) siempre te esperas algo. Aunque no sepas qué. Y eso es lo bueno, ya que la originalidad de su obra se halla justo en su frescura y en una búsqueda continua de un punto de vista personal, provocativo, irónico, sorprendente. Sus piezas son pequeñas minas puestas debajo del sentido común de las cosas, es decir, debajo de aquellos puentes racionales de los que – cada vez más empujados por la urgencia – nos servimos todos a la hora de conectar, rápida, económica y eficientemente, los significados y los símbolos que manejamos a diario.

La minas de Ikenaga pueden estallar de un momento a otro, porque surgen de una aparente casualidad que subvierte toda expectativa lógica. Es más, justo en el momento en el que has pillado el truquillo, e intuyes más o menos lo que te puede esperar detrás de la próxima simbólica esquina del trayecto de tu pensamiento y de tu visión acorta de sus obras – justo allí – es donde ella te va a sorprender, una y otra vez; ofreciéndote, al mismo tiempo, un sinfín de estímulos sobre los que sigues razonando, a solas y por tu cuenta, una vez salido de la galería o del centro expositivo en donde la has encontrado. Continue reading